Para un mundo en paz – Los Kogi y los sanadores de la Consciencia de la Luz trabajan juntos en Palomino, Colombia, 9 de Junio 2021

Desde el Viaje Mundial por la Paz 2018, la Comunidad de Conciencia de Luz de Alemania ha estado profundamente conectada con la Sierra Nevada y los Kogis, uno de los pueblos indígenas de Colombia. Incluso en los tiempos que transcurren entre los viajes, el servicio de paz continúa continuamente, por el país respectivo, la naturaleza, los animales y las personas.

Con la visión de las Ciudades de la Paz de David Wared en todo el mundo, se crean todas las posibilidades para el surgimiento de comunidades de paz en los respectivos países. En ellos, la paz puede ser experimentada, vivida y reconocida de nuevo. Una Ciudad o Pueblo de la Paz es un lugar donde se vive y se enseña la originalidad pacífica de todos los seres vivos. De esta manera, las personas pueden experimentar la liberación, percibir la curación y reconocer cada vez más su verdadera bondad fundamental y su conexión de paz eterna.
La paz en el hombre.
La paz con otros humanos.
La paz con los animales.
Paz con la naturaleza.
Paz con la Madre Tierra.
Eso es la paz vivida. Eso es la originalidad de todos nosotros. Aquí los humanos somos lo que realmente somos: seres espirituales que han elegido habitar por un tiempo en esta maravillosa tierra. Recuerdan, conectan y comunican la Unidad original de todos los seres vivos.

Desde hace varios meses, los sanadores de nuestra comunidad de paz en Alemania están en Colombia para dar los próximos pasos de nuestra Ciudad de la Paz Colombia. Una de las principales tareas es acompañar y apoyar a diferentes comunidades de Kogi. Ayudamos a nuestros "hermanos mayores" a nivel físico, anímico y espiritual. Para limpiarse energéticamente, el conocimiento de la limpieza del aura según la Consciencia de la Luz es de gran importancia. Por ello, enseñan en las comunidades cómo se puede realizar esta limpieza curativa por parte de todos ellos. Las madres pueden practicar esto fácilmente para y con sus hijos. De este modo, contribuyen en gran medida a la recuperación y también al mantenimiento de la salud en los tres niveles del ser humano (físico, anímico, espiritual). De este modo, se refleja la presencia energética de cada niño. Experimenta su significado único y esencial para la convivencia pacífica en nuestro planeta.

Con la aprobación de los Mamas y del maestro de la comunidad Kogi de Tungueka, cada vez más mujeres y sus hijos se reúnen en torno al grupo de sanadores de Alemania. Muchos no entienden el español, por lo que el profesor del pueblo traduce nuestras explicaciones. La información sobre la curación se recibe con gran interés y aprobación. Durante las siguientes visitas de curación habrá aún más tiempo para la consulta, el tratamiento y la educación.
Gracias de corazón a los Kogi por su apertura al trabajo de sanación en expansión desde la Consciencia de la Luz. Esto demuestra su grandeza de espíritu y de alma. Unos con otros y juntos, surgen actos de paz fructíferos y unificadores en beneficio de todos.
(Este viaje fue financiado con fondos privados).

Oops, an error occurred! Code: 202107252102456b1cb329

Comments

No comments