Saltar al contenido principal

 

„La paz nunca crea guerra.
La paz siempre crea el milagro.
La paz crea el reinado de los corazones.“

David Wared

 

Visión global de la paz mundial

desde el punto de vista de la Filosofía de la Luminoconsciencia

La paz es tu origen. La paz en la vida en común es la naturalidad de cada movimiento. La paz en el mundo es la responsabilidad de todos nosotros.

La Filosofía de la Luminoconsciencia como filosofía de unidad se basa en que todas las personas, todos los animales y todas las plantas de este planeta están unidos entre sí, ya que su origen común y eterno está en la UNIDAD. Si está unidad se reconoce mentalmente y se siente del alma, la persona percibe a quien tiene delante como su hermano o hermana y siente el deseo profundo de vivir en paz y afecto esta gran familia mundial. A esta familia también pertenecen los animales y las plantas, así como la Madre Tierra. Ellos son apreciados y cuidados por nosotros de la misma manera y protegidos y apoyados de la mejor forma en su expresión de vida. A esto le llamamos la “humanidad extendida”. Esta describe la ética de la Filosofía de la Luminoconsciencia. Esta ética prevé una forma de sociedad que expresa la máxima posible valoración, veneración y admiración por todos. Cuando la persona ha reconocido que en la unidad son posibles la pluralidad, la diversidad y la multiplicidad; o sea que puede haber diferencias y diferentes formas de expresarse en las personas, los animales y las plantas y que aún así la unidad como origen común sigue existiendo, entonces se ha conseguido la base de la consciencia para una sociedad tal.

En una vida común pacífica y unida respetamos a todas las personas y apreciamos las diferentes nacionalidades. Apreciamos las distintas culturas. Apreciamos las diferentes religiones. Honramos a los animales. Honramos a las plantas. Y honramos a la Madre Tierra. En respeto, admiración, valoración y homenaje compartimos entre nosotros. Encontramos soluciones globales a los problemas por el bien de todos que refuerzan la paz, encontramos la solución feliz para los problemas. Esta no se mueve por intereses económicos ni está orientada por el consumo o por posibles cifras de venta. Nuestra orientación es la orientación al ser humano y a todos los seres vivos. . 11 Valores fundamentales

La Filosofía de la Luminoconsciencia explica el camino hacia una vida común pacífica, amorosa, libre y sincera en la unidad como camino del desarrollo de la consciencia. Así describe los tres niveles de la paz: la paz individual, la paz global y la paz universal.  En nuestro camino de desarrollo y evolución, alcanzamos conocimiento de la paz individual y global para ser capaces de recibir la paz universal a través de una consciencia madura.

El desarrollo de la consciencia de las personas es el llamado Camino Bottom-up. Este muestra que para todas las personas en primer lugar se trata de la paz individual e interior. En cuanto esta se haya reconocido por completo y se haya hecho realidad, será posible la paz global. Entonces el deseo de las personas es, en sus pensamientos, sentimientos y acciones con otras personas, animales, plantas y la Madre Tierra actuar pacíficamente y ya no provocar discordias. Para todos los afectados encontrar soluciones felices, vivir siendo vegetariano o también vegano, meditar por la paz y testificar la paz son también consecuencias de este desarrollo.

La paz absoluta y universal es una presencia eterna, sin importar si las personas la sienten o no, si las personas la hacen realidad o no. Esta paz nunca depende de nada. La Filosofía de la Luminoconsciencia habla aquí de Top-down, el descenso de la paz eterna. Con una madurez consciente en el Camino del Bottom-up se les desvela a las personas el nivel universal de la paz ÚNICA con su fuerza inagotable y estabilidad. Reconocen que ellas mismas son la paz.

De este desarrollo de la consciencia nace la vida en la humanidad extendida y la atención de la sustentabilidad de todas las acciones.

Nuestro desarrollo personal y las bases filosóficas descritas nos permiten manifestar que:

  • La paz mundial es posible.
  • Nosotras las personas podemos conseguir la paz mundial.
  • JSe le pide a todos y cada uno que hagan su aportación

El WORLD TOUR for PEACE expande esta extensa y global visión de paz. Muchos han soñado con un mundo libre y pacífico, pero se han quedado en sus sueños. Esta visión existe ahora porque no podemos esperar más a que los gobiernos la lleven a cabo. Esta visión existe ahora porque no podemos esperar más a que los sistemas la lleven a cabo. Esta visión existe ahora porque no podemos esperar a que alguien empiece no se sabe cuándo. Se trata de que empieces TÚ ahora.

Paz con los animales, ahora.
Paz con las plantas, ahora.
Paz con las personas, ahora.
Paz con la Tierra, ahora.
Paz con la vida, ahora.

Tour Mundial

por la paz

Somos 100 maestros de Alemania. Tenemos historias de vida normales y edades diferentes, venimos de distintos oficios y religiones, algunos tenemos familia e hijos.

Como un grupo de personas mostramos cómo cada uno de nosotros ha encontrado el camino de su paz individual a la paz en la comunidad y cómo ahora viajamos por el mundo como embajadores por la paz.

En muchos años de estudios intensivos nos reconocimos, encontramos nuestra vocación y ahora nos posicionamos con este viaje al servicio de la paz para la humanidad.

El principio de nuestro viaje en Alemania está pensado para 2020.

 

Todas las personas anhelan la paz, quieren poder pasar su tiempo de vida y desarrollo en este planeta en paz. La situación actual en todos los continentes habla por sí sola y no permite que muchas personas piensen en una Tierra en paz.

En nuestro viaje invitamos a 100 congresos por la paz. Nos gustaría dejar claro a las personas que es nuestra responsabilidad que podamos vivir la paz en todo el mundo o no.

Cada uno de nosotros puede contribuir con su parte a un mundo en paz. Cada persona puede estar en paz consigo misma, con su pequeña familia y, al fin y al cabo, con la gran familia, su familia mundial.

Nos gustaría llevar este mensaje a las personas y recordarles que no debemos esperar a la paz, sino que se nos pide que regalemos nuestra aportación de paz al mundo. Nos gustaría informar a las personas acerca de las distintas posibilidades y mostrarles qué es necesario para realizar la paz tanto en lo pequeño como en lo grande. Allá está el comienzo para poder ampliar la paz.

A través de una vida común pacífica se pueden resolver los problemas que aumentan en nuestras sociedades. En la paz podemos superar los retos de los recursos disminuyendo y de las cifras de población que no paran de aumentar. En la paz se le concede toda la atención a la Madre Tierra, a los animales y a las plantas de manera digna. Y solamente en la paz se puede realizar la extensión y el desarrollo en todos los ámbitos de la vida y aumentar la consciencia de todas las personas.

Para transmitir este mensaje celebraremos 100 congresos por la paz en todo el mundo. Aquí nos mostraremos a través de conferencias, talleres, diálogos, bailes, cantos y meditaciones y nos podremos en contacto directo con muchas personas.

 

Viajaremos a 100 países de esta Tierra. Para cada país está designado un mensajero de paz que construirá un vínculo especial a este país. En cada lugar al que viajemos tendrá lugar un congreso por la paz. Este viaje durará 2 años. En cada país planeamos una estancia de 4 a 10 días, dependiendo de lo grande que sea el país. Volaremos siempre en la dirección del sol y dormiremos en hoteles, albergues juveniles, ashrams o monasterios.

Nos gustaría ponernos en contacto con personas, culturas y religiones visitando lugares especialmente fuertes de estos países, lugares con un significado especial para las personas como templos, mezquitas, sinagogas, ashrams y lugares históricos en los que se reúnan las personas. En estos lugares dialogaremos con ellos, de persona a persona. Pasaremos tiempo juntos, meditaremos, oraremos, cantaremos, danzaremos, comeremos y beberemos para sentir nuestra propia paz. A través de esta conexión se creera la consciencia de que todos tenemos las mismas raíces. El tiempo común nos permitire transmitir nuestro mensaje de paz, conmover corazones y recordar a las personas la responsabilidad que tienen por su propia paz interior. Para ello se le pide a todas las personas realizar su paz e interceder activamente por la paz en sus países.

En este viaje trabajaremos con distintos socios cooperadores que, como nosotros, asumen la responsabilidad por un mundo en paz. Nuestros contactos son la ONU, gobiernos de distintos países, embajadas, organizaciones humanitarias que operan a nivel mundial, movimientos por la paz, organizaciones de protección a los animales y al medio ambiente, ciudades y municipios, comunidades religiosas, artistas y también personas solas.

 

Deseos

para el mundo

Todas las personas y los seres vivos de este mundo anhelan la paz desde lo más profundo de su corazón, pues la paz es el estado natural y original de todos y cada uno. Nosotros queremos conmover los deseos de paz, amor, libertad, verdad y unidad de todas las personas del mundo, fortalecer la consciencia por la paz, reunir a las personas en encuentros y animarlas y apoyarlas para encontrar su camino de paz personal.

 

Deseos

  • Paz en el mundo
  • Salario básico incondicional para todos
  • Vivir una familia mundial
  • Vivir una ética suprema que permita surgir la humanidad Extendida

MÁS SOBRE ESTO

Deseos de las personas

  • Liberación de bloqueos
  • Curación del cuerpo, el alma y el espíritu
  • Autoconocimiento verdadero
  • Desarrollo a través de experimentar, descubrir, reconocer

MÁS SOBRE ESTO

Deseos de los niños

  • Poder vivir sin miedo
  • Crecer sin guerra
  • Experimentar apoyo
  • Poder desarrollar su potencial

MÁS SOBRE ESTO

Deseos de las mujeres

  • Transmitir sabiduría
  • Vivir la feminidad
  • Permitir suavidad
  • Unidad del principio masculino-femenino

MÁS SOBRE ESTO

Deseos de los hombres

  • Desarrollar claridad
  • Llegar a la fuerza
  • Vivir la creatividad fomentada para todos
  • Reunión del pensamiento y el sentimiento

MÁS SOBRE ESTO

Deseos de los animales

  • Protección de los animales
  • Conservación de su espacio de vida natural
  • Los animales como seres vivos con los mismos derechos
  • Alimentación vegetariana o vegana por respeto y consideración

MÁS SOBRE ESTO

Deseos de las plantas

  • Proteger las plantas
  • Conservar el espacio vital
  • Trato cuidadoso
  • Valoración de la variedad

MÁS SOBRE ESTO

Deseos de la Madre Tierra

  • Respetar a la Madre Tierra
  • Desarrollar una conciencia por ella
  • Curar a la Tierra
  • Devolverle algo a la Tierra

 MÁS SOBRE ESTO

Humanidad extendida

y sustentabilidad

El deseo de toda ética debería ser informar a las personas y ayudarlas a alcanzar el mayor desarrollo posible. La consideración de la elección libre, de la responsabilidad y de la sustentabilidad son criterios esenciales en esto. Esto sobrepasa el concepto de ética hasta ahora, que resume las reglas de comportamiento deseadas, convenientes o adecuadas para las personas. En la humanidad extendida según la Luminoconsciencia se amplía la restricción de la ética que se enfoca en un buen comportamiento..

 

La ética según la Filosofía de la Luminoconsciencia es válida eternamente, independientemente de cualquier época humana y forma de vida y así una ética universal. Lo básico bueno y justo será real si es una expresión de los 5 valores eternos. Se basa, entre otros, en los siguientes pilares: 

  1. Los cinco valores eternos de la Filosofía de la Luminoconsciencia
  2. Luz, Amor, Vida
  3. Orden, Harmonía, Ritmo
  4. Dignidad de todas las vidas, de las personas, animales y plantas
  5. Principio de igualdad de hombres y mujeres
  6. Estar curado en la vida
  7. Libertad de elección
  8. Toma de responsabilidad por los propios pensamientos, sentimientos y acciones
  9. Autoconocimiento personal
  10. Educación
  11. Empatía
  12. Gratitud

La ética de la humanidad extendida incluye la unidad y solidaridad de todo lo que existe. Es la aceptación total de toda la creación, o sea, de la naturaleza animada y de la desanimada. Será puesta en práctica cuando la igualdad de personas, animales, plantas y naturaleza sea vista y vivida. En ella se expresa la actitud libre y humilde frente a todos y todo los demás.

La sustentabilidad significa que las personas se sienten responsables de sus pensamientos, sentimientos y acciones, sobre todo de la seguridad del abastecimiento de las generaciones venideras. La sustentabilidad de todas las acciones forma un principio fundamental de las decisiones y contribuye a un orden social del respeto mutuo y de la benevolencia. Un orden social luminoconsciente sirve a todos e impulsa a las personas en su desarrollo.

La ampliación de la consciencia individual en la consciencia global es un paso fundamental en esto. De esta forma esta ética sirve para el bienestar común, y no solo relacionado a las personas y a las comunidades estatales, sino al mismo baremo de todas las criaturas y continentes. También se trata de algo más que de utilidad. Se trata de una vida común real, se trata de protección y valoración.