Visita de paz al pueblo Kayan en Pan Pet, Myanmar, 5 de diciembre, 2019

Con la apertura política de Myanmar hace unos años, pudimos visitar a la tribu kayan en la región del lago Inle para una reunión de paz. No veníamos como turistas, sino para reconectar nuestros corazones.

Fascinados por la mística del grandioso y encantador paisaje de este país, llegabamos al remoto pueblo de Pan Pet, en el este de Myanmar.

El pueblo está formado por unas pocas casas, una iglesia, una pequeña tienda de pueblo y una guardería. Las mujeres kayanas nos invitaron a sus casas. Nos esperaba una comida preparada con mucho cariño.

El signo distintivo de este pueblo son los pesados anillos de latón que las mujeres kayan llevan al cuello día y noche. La joya consiste en dos largas espirales de latón que se enrollan firmemente alrededor del cuello. El peso empuja los hombros hacia abajo, haciendo que el cuello parezca más largo. Para las mujeres, estas joyas forman parte de ellas.

En la iglesia, conocimos al párroco, que se mostró muy abierto a nosotros e inmediatamente aceptó celebrar juntos un minuto de paz en su iglesia. Para este minuto especial, encendió todas las velas de este espacio sagrado.

El centro del pueblo es la gran sala que se encuentra en los terrenos de la guardería. Nos sentimos como una gran familia mundial cuando nos reunimos allí con todas las mujeres y los niños para cantar juntos por la paz. Les honramos en su originalidad y les expresamos nuestro agradecimiento con nuestros regalos espirituales y materiales, que les entregamos con gran afecto y devoción.

También les regalamos 3 árboles sagrados, que luego plantamos juntos en una ceremonia en el terreno.

La joven generación de mujeres kayan está experimentando un cambio, pues ya no está dispuesta a llevar las pesadas joyas. Es un honor especial para nosotros conectar a esta generación con la origen-información, origen-consciencia y origen-energía.

(Este viaje fue financiado con fondos privados.)

Oops, an error occurred! Code: 202107252211228d754cfc

Comments

No comments