Saltar al contenido principal

“La guerra comienza en la cabeza,
La paz comienza en el corazón.“

David Wared

 

Nuestra filosofía

Los fundamentos de nuestro World Tour

Los fundamentos y la base de nuestro WORLD TOUR for PEACE es la Filosofía de la Luminoconsciencia. Con cuatro años David Wared recibió está filosofía de la fuente espiritual más elevada. Se desarrollo como terapeuta de la curación y filósofo de la curación y amplió con ello sus dotes de curador de su tradición familiar. Extendió el conocimiento de su familia y su aptitud para curar. Así completó su tradición familiar de la curación y lo abrió a los que estabán interesados.

Combinó y evolucionó la historia del arte de la curación con la historia de a filosofía y desarrolló ambas de manera que formaran los cimientos para una practica completa de la curación. David Wared combina en la Filosofía de la Luminoconsciencia cada curación con una orientación espiritual y del alma y el desarrollo de la humanidad porque toda existencia humana se basa en el conocimiento de la verdad. El camino a al conocimiento es siempre un camino de consciencia, un camino de liberación de todas las limitaciones y un camino de curación.

Todos los filósofos de occidente se han preocupado en los últimos 3000 años con las mismas preguntas:

¿De dónde vengo?
¿Por qué estoy aquí?
¿A dónde voy?

Los filósofos aún no han podido dar respuesta a estas preguntas fundamentales, desde los comienzos de la filosofía hasta el presente, porque se han concentrado en la razón para responder a estas preguntas. La Filosofía de la Luminoconsciencia muestra que aquellos que intentan dirigir sus vidas o entender su existencia solo a través de la razón, encontrarán limitaciones. Muchas cosas no pueden explicarse solo con el pensamiento. Se necesitan también sentimientos, observación de emociones e intuición.

La nueva Filosofía de la Luminoconsciencia crea las bases para entender y explicar la existencia humana por primera vez. El mensaje principal de esta filosofía es que los seres humanos han emergido de la fuente espiritual más elevada. La forma humana provee a la unidad de mente y cuerpo la oportunidad de caminar el sendero de la consciencia en la Tierra en espacio y tiempo.

La Filosofía de la Luminoconsciencia ofrece una explicación completa de cómo las personas pueden tomar el camino para liberarse de lo que les bloquea. Vuelva a la persona misma, a su idea esencial y al conocimiento de que es un ser espiritual. A través de la separación de los sentimientos, muchas personas han perdido el acceso a ellas mismas, a sus compañeros humanos, a la naturaleza y a todos los seres vivos de nuestro planeta.
 La Filosofía de la Luminoconsciencia muestra claramente que pensar solo se refina a través de sentimientos verdaderos que viven en nuestros corazones y se extiende para crear una unidad de pensamiento y sentimiento. Solo entonces es posible reconocer con profundidad. Solo entonces podemos embarcarnos en la ruta para realizar cambios verdaderos en el plano personal y global. Este es el prerrequisito fundamental para descubrir tu propio yo como ser espiritual y reconocer tu origen eterno.

La Filosofía de la Luminoconsciencia, que es un sistema completamente abierto y sin dogmas, muestra que en cada ser humano residen 11 valores fundamentales. Son una eterna presencia que existen de manera independiente a como nosotros los percibimos en nosotros mismos. Ellos forman nuestro origen como humanos pero en el curso del desarrollo humano han sido cubiertos, escondidos y vaciados. El descubrimiento y reconexión con estos valores es la tarea más importante de nuestro desarrollo como humanos. Llegar al auto reconocimiento nos lleva a nuestro estado natural y orígenes. La Filosofía de la Luminoconsciencia describe todos los pasos necesarios y métodos para este proceso.

Hace claro que un cambio en eventos externos requiere un cambio dentro de cada ser humano. El mente humano tiene que clarificarse y estar preparado para dejar entrar a los sentimientos.  Así es como el mente se expande y se convierte en entendimiento. Solo así, características como pacificación, respeto, tolerancia, conexión, sinceridad, ser libre e integración pueden ser percibidas de nuevo. Todas y cada una de las personas son responsables de este desarrollo.

El requisito fundamental para pensar con claridad y sentir internamente es abrirse y tomar pasos activos para desarrollarse en esta dirección. Esto lleva a una expansión de la consciencia. La elevación de la consciencia muestra a las personas la esencialidad del cambio de punto de vista individual y que no pueden mirarse a si mismo separadamente porque todo está conectado.  Toda existencia está conectada en una unidad individual, global y universal. Para sentir esta unidad internamente se necesitan sentir profundamente. Solamente pensando no se lo puede entender.

11 valores fundamentales

de la Filosofía de la Luminoconsciencia

Una vida vivida con Luminoconsciencia es posible cuando se evita todo lo que restring y aleja al ser humano de su vitalidad y alegría y felicidad.  Una vida Luminoconsciente es realización desde el dentro de la persona. Este estado es la expresión verdadera y auténtica que se manifiesta en la absoluta claridad de mente y la perfecta pureza del alma.

El redescubrimiento de la claridad y pureza en si es el sentido del desarrollo humano. Es un camino de continuos experiencias, descubiertos y reconocimientos en la vida que llevan a más consciencia, todo el camino hacia los 11 valores fundamentales y a uno mismo.

Los 11 valores fundamentales, que son completamente independientes del tiempo, espacio y órdenes sociales, religiones, culturas y sistemas políticos, nos sirven de orientación y son a la vez una guía para pensar, sentir y actuar en luz y en amor. Al completo, forman la base de todo lo que existe en el universo y reflejan la esencia de cada ser humano. Consciente o inconscientemente todos llevamos estos valores en nosotros, sentimos su contenido de verdad y los anhelamos desde dentro. A los 11 valores fundamentales pertenece el Principio “3L”, el principio “OHR” y los “5 valores eternos”.

LLL

               

Licht (Luz), Liebe (Amor), Leben (Vida)

                     

 3 Principios

OHR

 

Orden, Armonía, Ritmo

 

 3 Principios

egW

 

Paz, Amor, Libertad, Verdad, Unidad

 

 5 Valores

      ––––––––––––––––––––––
      

11 Valores fundamentales/
11 Principios fundamentales

Luz - Amor - Vida

El principio 3L (por las palabras en alemán: Licht, Liebe y Leben)

“La luz precede al iluminado.
El amor precede a lo que ama.
La vida precede a lo que vive.“

David Wared

 

El fundador de la filosofía, David Wared, llama a la trinidad de luz, amor y vida el principio creativo. Todo lo que se crea y aparece incluye estos tres principios: el principio de luz, el principio de amor y el principio de vida. Existen siempre sin restricciones. Por ello son universales y no atados a ninguna condición.

La Luz simboliza el espíritu y forma el principio de expansión. Es el impulso primordial que contiene la información de todos los orígenes. El espirítu es procreando y quiere expandirse. Representa el conocimiento

El Amor simboliza el alma y forma el principio de conexión. Representa la consciencia que recibe la información. El alma quiere dar a luz y expresarse. Representa la experiencia y la sabiduría.

La Vida simboliza el cuerpo y forma el principio de desarrollo. Es la energía, que como fuerza viva posibilita el movimiento, cambios y transformaciones y es la corriente eterna de toda existencia. Representa la vivacidad.

El hombre se muestra la vida en el momento en que el nace. El alma y el espíritu nos mueven constantemente. El desarrollo humano está acompañado de un proceso de experimentar (principio de Vida), descubrir (principio de Amor) y reconocer (principio de Luz). Estamos constantemente acompañados de la luz, la expansión de nuestro espíritu y de amor, la expresion de nuestra alma. Este camino de desarrollo nos permite descubrir el sentido de la existencia -  volver a nuestros orígenes.

Orden – Armonía - Ritmo

El principio OHR (por las iniciales de las palabras alemanas: Ordnung, Harmonie y Rhythmus)

“Vé tu propio orden en el orden del todo,
vé tu propia armonía en la armonía del todo,
vé tu propio ritmo en el ritmo del todo.

David Wared

 

El principio de orden, armonía y ritmo expresa el orden universal de la creación. En todo existente hay un orden, una armonía y un ritmo. El principio asegura que el orden cósmico original esté siempre presente. Esto es un prerrequisito para la efectividad de todas las energías en unidad.

El Orden refleja el principio d luz de la expansión, que da una estructura vital y en movimiento a todo lo que existe y dirige todos los procesos vitales y corrientes de energía en cauces ordenados.  Su ausencia se manifiesta con deficiencia, enfermedad y caos.

La Armonía refleja el principio de amor de la expresión, que une todas las cosas vivientes a su centro, da equilibrio a todo en todos los planos y nos permite conectarnos. Su ausencia se manifiesta con inestabilidad y desbalance.

El Ritmo refleja el principio de vida del desarrollo, que mueve y cambia todo lo que existe de manera coordinada.  Su ausencia se manifiesta con deficiencias y enfermedad.

El “princicio OHR” se expresa en las pequeñas cosas del nivel humano, el nivel de la dualidad. Es el orden, armonía y ritmo del cuerpo, mente y alma. Este principio menor es tomado por el gran principio del universo, conecta y se descubre en los seres humanos a través del balance entre cuerpo, mente y alma. El campo de energía de los seres humanos está entonces en unidad con el campo de energía del universo.

Un desbalance en este gran principio de orden, armonía y ritmo no es posible pero cada enfermedad, deficiencia, desbalance e inestabilidad en los seres humanos es una perturbación del principio menor e indica que esa persona se ha separado del campo de energía universal.

Paz, Amor, Libertad, Verdad, Unidad

Los 5 valores eternos

“Vivir la verdad significa,
motivar a otros hacia la sinceridad.
Vivir la paz significa,
servir otros en pacificación.
Vivir la libertad significa,
Ayudar a otros a ser libre.
Vivir el amor significa,
despertar la capacidad de amar en otros.
Vivir la unidad significa,
acompañar a otros hacia la unicidad.“

David Wared

 

Los 5 valores fundamentales son principios universales sin restricciones de tiempo, espacio o forma. Son eternamente presentes. Solo muestran sus efectos como un todo y solo entonces son posibles y experimentables las conexiones unificadas. En el plano de la dualidad, en la vida humana, se descubren a través de la percepción interior. Sirven a los seres humanos como máximas de acción y de orientación y consiguen un entendimiento más profundo del sentido de la vida a través del desarrollo. Se expresan a través de Pacificación, Devoción, Libertad de elección, Sinceridad y Unicidad.

Paz

Cada persona tiene paz en su interior. Paz es la gratitud y apreciación de la vida y sus orígenes, de la Madre Tierra, la naturaleza, los animales y los demás seres humanos. El deber de todo ser humano es llevar a cabo la paz. El camino para llevar a cabo la paz va desde dentro hacia fuera, comienza en el interior de la persona. Su orientación interior es crucial para su aparición en el exterior. Esto significa que debes reconocer y admitir primero que tu interior no está en paz para poder resolver el conflict entonces.

 

La ausencia de paz se muestra como intranquilidad , tensión, ira, odio o competición en el interior y como conflicto, batalla, problemas y Guerra en el exterior. En otras palabras, la paz y la ausencia de paz son procesos activos en la persona en los que estamos involucrados directamente.

La paz se expresa en la pacificación. La decisión de aceptar la pacificación comienza con el pensamiento pacífico, seguido del sentimiento pacífico y de las acciones pacíficas y requiere completo perdón. Esto requiere nuestra voluntad y apertura. Perdonarse a uno mismo y a otros es la base de la pacificación. El proceso consciente del perdón, que se ayuda con meditación regular, comienza el proceso de curación. La reflexión y el silencio en la meditación nos ayudan a sentir paz interior y a vivirla en el exterior. Consecuentemente, el camino de desarrollo es clarificar los aspectos que nos han llevado a la ausencia de paz para que la paz vuelva a nuestro interior y pueda expandirse al mundo.

 

Amor

El amor vive en los seres humano. Permita que apreciemos y respetemos la vida en todas sus facetas y establece relaciones con conexiones que vienen del corazón. El amor impulsa a los otros, se muestra en la compasión y la devoción hacia los otros, apoya sin expectaciones y es incondicional. Todo lo que existe se acepta sin juicio ni evaluación. Esto requiere auto sentimiento y amor propio. Solo cuando tenemos amor propio podemos amar a otros y a todo lo que existe.

 

Solo podemos vivir en devoción cuando hemos realizado amor propio. Este amor propio nos deja libertad e independencia de condiciones externas y necesidades internas y por ellos de la confirmaciòn y reconocimiento de otros para con nosotros. La búsqueda de amor en el exterior ha terminado; somos sin expectativas y aceptamos lo que se nos muestra en la vida. Experimentamos una profunda conexión con nosotros mismos y tenemos confianza en que seremos amados y apoyados. Esto abre espacio interno para sentir amor universal.

Libertad

El valor de la libertad también reside en los seres humanos y se revela en el empeño en el sentimiento interior de ser libre y en es deseo de una vida libre sin condiciones, bloqueos, restricciones externas o obstáculos. Si hacemos que la libertad dependa de las circunstancias y requisitos de la vida se muestran las perspectivas limitadas del ser humano.

El ser humano siempre tiene libertad de elección ya que cada decisión está precedida de una elección. No es relevante saber si esa decisión se ha tomado consciente o inconscientemente. La decisión da a la vida una dirección de la que el ser humano es responsable. A menudo el miedo al cambio es motivo para no tomar una decisión, aunque igualmente esto significa el ejercicio de la libertad de elección. Es importante entender por qué no se escoge el camino de la liberación o por qué parece imposible.  Sentir que no tenemos libertad por una circunstancia externa o interna es una vista que hay que cambiar. La libertad es un proceso de llegar a la consciencia y se expresa a través de nuestro pensamiento, sentimiento y acciones.  Mientras más consciente somos, más nos responsabilizaremos de nuestras decisiones y nos centraremos en la sostenibilidad.  Humanidad extendida y sustentabilidad

 

Verdad

Para los seres humanos saber la verdad depende de su consciencia. Experimentamos la verdad como verdad interna e individual, como verdad externa que experimentamos con el mundo que nos rodea y como verdad absoluta y universal que toca nuestra existencia. En la vida humana hay muchas verdades individuales, pero LA verdad universal es la misma para todos. Si recibimos la verdad directamente con el corazón, sentiremos nuestro mente expandirse para convertirse en entendimiento. Si solo aceptamos la verdad a través de la razón, será una verdad restringida y no completa. La verdad se manifiesta a través de la honestidad, fiabilidad, lealtad y autenticidad.  Puede ser reducida por un proceso de omisión, adición o distorsión. Esto lleva a mentiras, decepción o ilusiones.

La verdad se expresa en la sinceridad. La expresión de la verdad del corazón abriendo a uno mismo y viviendo la verdad nos libera y nos lleva a aumentar la fuerza en nuestra vida y a una corriente libre de energía vital. Vivir sin verdad y en mentiras, para con nosotros mismos y los que nos rodean, requiere mucha energía y nos restringe. Para llevar la verdad a la luz y permitir que la claridad emerja, es esencial concentrarse en la verdad. Nos movemos hacia el conocimiento de una verdad elevada cuando tomamos el camino de la sinceridad y admitimos otras verdades más allá de nuestra propia verdad individual. La verdad elevada nos lleva a la verdad ÚNICA.

 

Unidad

La unidad es el origen de toda la creación. Integra y se manifiesta en la diversidad, variedad y multiplicidad de todo el universo. Es llena, completa e indivisible. La unidad es la realidad y su propósito es la unicidad. En la vida humana se muestra a través del balance, orden, armonía, justicia, estabilidad e integridad. Al inicio no recordamos esta conexión eterna. Nos percibimos como individuos y asì estamos separados de la unidad. El camino de vuelta a la unidad es el propósito de todos los seres humanos.

 

Encontramos nuestro caminos de vuelta a la unicidad entendiendo que nos hemos separado de nuestro ser interior. Hemos tomado diversas identidades y creado valores artificiales como riqueza, poder y fama. Estas identidades hacen que esta separación prevalezca y nos previene de llegar a la consciencia. Solo cuando nos desprendamos de todas estas identidades y nos liberemos de las dependencias materiales, podremos volver a la unidad. En el estado de unidad vivimos en felicidad, satisfacción y conexión con todo lo que existe. Nuestros puntos de vista se convierten en comprensión y entonces en LA vista. La unicidad se realiza cuando la paz, el amor, la libertad y la verdad se manifiestan en ella.